• Correo
    nivelhumanomx@gmail.com responsabilidadsocial@nivelhumano.org
  • Teléfono
    (55) 72619150 (55)72614848

La igualdad de género

El derecho a la igualdad y a la no discriminación se encuentra en la base del sistema internacional de protección de los derechos humanos.
Se trata de un principio consagrado en distintos instrumentos internacionales. Así, por ejemplo, en el preámbulo de la Carta
de las Naciones Unidas (1945) se reafirma “la fe en los derechos fundamentales, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la
igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas”, y en el artículo 1 de la Declaración Universal de
Derechos Humanos (1948) se establece que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

 

 Instrumentos internacionales en favor de la igualdad entre mujeres y hombres

  • Desde la fundación de la ONU, la discriminación en función del sexo de las personas fue prohibida; el principio de igualdad de
    derechos entre hombres y mujeres quedó consagrado en la Carta de las Naciones Unidas de junio de 1945.
  • La Declaración Universal de los Derechos del Hombre (1948) también menciona el principio de igualdad y la prohibición de toda
    forma de discriminación basada en el sexo, y establece el derecho de las personas a participar, en condiciones de igualdad, en la
    toma de decisiones políticas y acceder a las funciones de los asuntos públicos.
  • La Convención de los Derechos Políticos de las Mujeres (1954) propone poner en práctica el principio de la igualdad de derechos
    de hombres y mujeres, enunciado en la Carta de las Naciones Unidas.
  • La Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial (1965) propone una política
    encaminada a eliminar la discriminación racial en todas sus formas y a promover el entendimiento entre todas las razas.
  • En el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos (1966) y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales
    y Culturales (1966) los Estados Parte se comprometen a respetar y a garantizar a todos los individuos en su territorio y sujetos a su
    jurisdicción los derechos reconocidos en dichos instrumentos, sin distinción alguna de raza, idioma o sexo, nacionalidad, religión,
    lengua, opinión política, entre otras.

 

La igualdad de género parte del reconocimiento de que
históricamente las mujeres han sido discriminadas y es
necesario llevar a cabo acciones que eliminen la desigualdad
histórica y acorten las brechas entre mujeres
y hombres de manera que se sienten las bases para una
efectiva igualdad de género, tomando en cuenta que la
desigualdad que de facto padecen las mujeres puede
agravarse en función de la edad, la raza, la pertenencia
étnica, la orientación sexual, el nivel socioeconómico,
entre otros.

 

http://igualdaddegenero.unam.mx/wp-content/uploads/2016/08/onu-mujeres-igualdad-equidad.pdf